sábado, 6 de agosto de 2011

Venciendo en medio de las pruebas * ** Como vencer las pruebas (3)



·        En la vida se habla mucho de problemas
o   Los líderes presentan muchos planes para lograr estabilidad económica, la paz, etc.
o   Sin embargo, cuando tienen la oportunidad,  no ponen en práctica lo que predican
o   Sea porque es impráctico o porque al hacerlo, personalmente perderían popularidad.
·        Es como el hombre que vendía un líquido milagroso para curar los piojos
o   Decía que con una botellita se solucionaba el peor de los casos.
o   Costaba 100 dólares, pero aseguraba que, no tenía fecha de vencimiento y aseguraba que los piojos tratados no volverían jamás.
o   Y uno le dijo que lo había usado por tres semanas y los piojos seguían ahí.
o   Él le pregunto cómo lo usaba, este le explico que se untaba en el pelo…
o   A lo que el otro replico… -no, tienes que dárselo en la boquita al piojo!!!
·        Dios no es impráctico.
·        Dios pone siempre un remedio eficaz.
·        Pero hay que estar dispuestos a tomarlo.
·        De qué sirve la medicina si no la tomamos como debe ser.
o   Es como el ‘agítela antes de usarla’ y la madre puso a la niña a correr 5 millas para ‘agitarla’ antes de que la usara…
o   el niño que no quiere tomar el jarabe porque sabe malo.
·        Dios nos ha prometido victoria sobre las pruebas.
·        Hay tres versículos que pueden ser una muestra:
Ø Deuteronomio 33:29: Bienaventurado tú, oh Israel. ¿Quién como tú, Pueblo salvo por Jehová, Escudo de tu socorro, Y espada de tu TRIUNFO? Así que tus enemigos serán humillados, Y tú hollarás sobre sus alturas.
Expresado en medio de la bendición de Moisés a Israel antes de su muerte.
Nos presenta a Israel como dichoso, feliz, bienaventurado, porque Dios ha hecho grandes cosas para él.
·        Es la seguridad de su salvación
·        Es el escudo que les defiende
·        Es la espada que les asegura el triunfo
·        Les asegura la humillación de sus enemigos, aun en los momentos en que estos tienen mayor poder!
Nos muestra que las pruebas son vencidas por Dios.
Dios es nuestro todo y en medio de los problemas debemos ir a el
Ø  2. 1 Crónicas 18:13: Y puso guarnición en Edom, y todos los edomitas fueron siervos de David; porque Jehová daba el TRIUNFO a David dondequiera que iba.
·        Esta es una frase que encontramos repetidamente al leer la historia de David.
·        Nuestros triunfos no dependen de nosotros, dependen de Dios
·        Sí, tenemos que hacer nuestra labor, pero de Dios depende el bendecirla.
No hay lugar determinado donde Dios pueda o no pueda bendecirnos
Donde quiera que estemos, Dios nos dará la victoria si andamos según su voluntad.
Ø 3. 2 Corintios 2:14: Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en TRIUNFO en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de su conocimiento.
Este fue expresado en medio de la enseñanza del perdón al ofensor.
Dios nos ha dado la forma de vivir una vida victoriosa
Dios juntamente con la prueba anexa la salida victoriosa
Para ejercitarnos…
Para buscar la manera de bendecirnos.
O.T.: ¿Cómo podemos vencer las pruebas?
1- TENIENDO MEMORIA DE LO QUE DIOS HA HECHO EN OTROS MOMENTOS.
Deuteronomio 7:17 Si dijeres en tu corazón: Estas naciones son mucho más numerosas que yo; ¿cómo las podré exterminar?  7:18 no tengas temor de ellas; acuérdate bien de lo que hizo Jehová tu Dios con Faraón y con todo Egipto;  7:19 de las grandes pruebas que vieron tus ojos, y de las señales y milagros, y de la mano poderosa y el brazo extendido con que Jehová tu Dios te sacó; así hará Jehová tu Dios con todos los pueblos de cuya presencia tú temieres.  7:20 También enviará Jehová tu Dios avispas sobre ellos, hasta que perezcan los que quedaren y los que se hubieren escondido de delante de ti.
Cuando tenemos presente las bendiciones de Dios en nuestra vida y en la de otros (18b):
a-     No tenemos temor (18)
b-    No nos importara el tamaño de la prueba porque sabemos que Dios es más grande que cualquier prueba. (19)
c-     Dios usa circunstancias hasta sobrenaturales para ayudarnos. (20)
El acordarnos de las bendiciones de Dios nos ayuda a pasar por los valles de lágrimas en victoria.
Porque su palabra nos acompañara y nos dará solaz
2- CLAMANDOLE EN MEDIO DE LAS AFLICCIONES
·         Éxodo 3:7 Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias, 3:8 y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.  3:9 El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen.  3:10 Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel.
Es normal ir a alguien poderoso, más fuerte o con mayor capacidad cuando tenemos problemas.
Nuestro interior se desborda cuando estamos oprimidos y necesitamos sacar de dentro nuestras angustias.
Lloramos en el carro, en la cama, en la ducha, en el hombro de alguien, etc…
A quien le debe clamar, llorar, pedir, implorar un cristiano?
·         Deuteronomio 26:7: Y clamamos a Jehová el Dios de nuestros padres; y Jehová oyó nuestra voz, y vio nuestra aflicción, nuestro trabajo y nuestra opresión;
·         2 Reyes 13:4: Mas Joacaz oró en presencia de Jehová, y Jehová lo oyó; porque miró la aflicción de Israel, pues el rey de Siria los afligía.
·         Nehemías 9:9: Y miraste la aflicción de nuestros padres en Egipto, y oíste el clamor de ellos en el Mar Rojo;
·         Salmos 22:24: Porque no menospreció ni abominó la aflicción del afligido, Ni de él escondió su rostro; Sino que cuando clamó a él, le oyó.
3- CREYENDO QUE DIOS ES EL QUE HACE LAS COSAS Y ADORANDOLE POR ESO.
·         Éxodo 4:31: Y el pueblo creyó; y oyendo que Jehová había visitado a los hijos de Israel, y que había visto su aflicción, se inclinaron y adoraron.
·         Juan 16:33: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
·        Muchos cristianos ponen sus esperanzas en lugares diversos y cuando vienen los problemas no saben dónde establecerse.
·        Cuando tenemos la certeza de donde estamos esperando podremos fijar los ojos para esperar la respuesta.
o   La victoria se disfruta cuando tenemos a Dios en el lugar que el merece.
o   La victoria es entendida cuando le damos a Dios la honra debida a su majestad
·        La actitud de nuestras vidas nos ayuda a resolver las situaciones.
¡NO HAY NADA PEOR QUE TENER LA VICTORIA Y VIVIR COMO SI NO LA TUVIERAMOS!
Creamos que Dios esta con y por nosotros y reconozcámosle su accionar.
4- TENIENDO EN CUENTA A LOS DEMAS.
·         Job 42:10: Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.
·         1 Tesalonicenses 3:7: por ello, hermanos, en medio de toda nuestra necesidad y aflicción fuimos consolados de vosotros por medio de vuestra fe;
Otra manera de vencer las pruebas, tribulaciones y aflicciones es envolviéndonos en satisfacer las pruebas, tribulaciones y aflicciones de otros.
·        Siempre alguien estará peor que tú y yo.
·        Los problemas se diferirán entre tú y tu ayudado.
·        Te sentirás feliz ayudando a otro
Veras nuevas maneras de abordar tus problemas al ver como otros resuelven o afrontan los suyos.
5- CONFESANDO NUESTROS PECADOS
Salmos 25:18: Mira mi aflicción y mi trabajo, Y perdona todos mis pecados.
·        Muchos problemas se generan por pecados cometidos
·        Si confesamos nuestros pecados y buscamos el rostro de Dios…
·        Si nos apartamos de los mismos y reorganizamos nuestras conductas…
·        Nuestras vidas pueden cambiar y podemos ser de bendición y testimonio.
6- LEYENDO LA PALABRA
·         Salmos 119:50: Ella es mi consuelo en mi aflicción, Porque tu dicho me ha vivificado.
·         Salmos 119:92: Si tu ley no hubiese sido mi delicia, Ya en mi aflicción hubiera perecido.
·         Salmos 119:143: Aflicción y angustia se han apoderado de mí, Mas tus mandamientos fueron mi delicia.
·         Salmos 119:153: Mira mi aflicción, y líbrame, Porque de tu ley no me he olvidado.
La palabra de Dios es útil y eficaz para ayudarnos a encontrar la paz interior y exterior.
7- BUSCANDO CONSEJO Y APOYO EN SUS LÍDERES ESPIRITUALES.
·         Jeremías 11:14: Tú, pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor ni oración; porque yo no oiré en el día que en su aflicción clamen a mí.
·         Jeremías 15:11: ¡Sea así, oh Jehová, si no te he rogado por su bien, si no he suplicado ante ti en favor del enemigo en tiempo de aflicción y en época de angustia!
·         Hebreos 13:17: Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos VELAN por vuestras almas, como quienes han de dar CUENTA; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.
·         Santiago 5:10: Hermanos míos, tomad como ejemplo de aflicción y de paciencia a los profetas que hablaron en nombre del Señor.
Para esto nos los dio Dios
·        Podríamos tener una iglesia yendo por los cuatro puntos cardinales sin orden u orientación…
·        Podríamos tener una iglesia donde todo el mundo dé su punto de vista y aconseje según sus propios criterios…
·        Y tendríamos una asamblea dividida, sin un orden definido… como los de la Iglesia de Corinto, donde cada grupito seguía a un líder diferente.  Donde la moralidad estaba por el suelo y los problemas familiares estaban a la orden del día.
Pero Dios nos dio a sus obreros para que nos acompañaran en medio de los problemas y situaciones, enseñándonos la Biblia y ayudándonos a crecer hasta la estatura de Cristo.
Conclusión.
§  Dios nos dejó en la Biblia diversas maneras de resolver nuestros conflictos
§  Debemos identificar los recursos que más nos pueden ayudar en cada situación
§  Y no solo identificarlos, sino usarlos, vivirlos!
§  Y lo más importante, estando prestos a reconocer a Dios y alabarle en medio de toda situación más aun cuando él nos libre de las circunstancias adversas que nos asedian.