sábado, 29 de diciembre de 2007

Cuan Grande Es El y cuan pequeños nosotros.

Cuan Grande Es El y cuan pequeños nosotros.
Por Pastor Sunmer Cuesta


LECTURA:

SALMO 90
La eternidad de Dios y la transitoriedad del hombre
Oración de Moisés, varón de Dios.
1 Señor, tú nos has sido refugio De generación en generación. 2 Antes que naciesen los montes
Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios. 3 Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres… 4 Porque mil años delante de tus ojos Son como el día de ayer, que pasó, Y como una de las vigilias de la noche. 5 Los arrebatas como con torrente de aguas; son como sueño, Como la hierba que crece en la mañana. 6 En la mañana florece y crece;
A la tarde es cortada, y se seca. 7 Porque con tu furor somos consumidos, Y con tu ira somos turbados. 8 Pusiste nuestras maldades delante de ti, Nuestros yerros a la luz de tu rostro. 9 Porque todos nuestros días declinan a causa de tu ira; Acabamos nuestros años como un pensamiento. 10 Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, Porque pronto pasan, y volamos. 11 ¿Quién conoce el poder de tu ira, Y tu indignación según que debes ser temido? 12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría. 13 Vuélvete, oh Jehová; ¿hasta cuándo? Y aplácate para con tus siervos. 14 De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días. 15 Alégranos conforme a los días que nos afligiste, Y los años en que vimos el mal. 16 Aparezca en tus siervos tu obra, Y tu gloria sobre sus hijos. 17 Sea la luz de Jehová nuestro Dios sobre nosotros, Y la obra de nuestras manos confirma sobre nosotros; Sí, la obra de nuestras manos confirma.

INTRODUCCIÓN:

A medida que el tiempo pasa maduramos. Adquirimos experiencias.

Las experiencias nos hacen meditar mejor nuestros pasos, nuestro caminar.

A medida que estudiamos la Biblia y vivimos en esta tierra vamos entendiendo mejor algunos conceptos.

El mayor concepto que debemos entender, tanto los naturales como los espirituales es el concepto de la magnitud de Dios.

Cuan Grande es El y cuan pequeños nosotros.

Cuando logramos entender eso, nuestra vida cambia y nuestra razón de vivir toma una dirección ascendente.

Cuando entendemos la magnitud de Dios logramos alcanzar su bendición plena, pues hacemos lo que debemos hacer y vivimos como debemos vivir.

Para lograrlo, Dios quiere que entendamos algunas cosas.


O.T.: ¿Que quiere Dios que entendamos para lograr ser bendecidos?


A- Dios quiere que entendamos quienes somos

SOMOS DEPENDIENTES TOTALES
Señor, tú nos has sido refugio De generación en generación

SOMOS FRÁGILES
Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres…

SOMOS TEMPORALES
Los arrebatas como con torrente de aguas; son como sueño, Como la hierba que crece en la mañana. 6 En la mañana florece y crece; A la tarde es cortada, y se seca. 7 Porque con tu furor somos consumidos, Y con tu ira somos turbados...

B- Dios quiere que entendamos quien es el.

EL ES NUESTRO AUXILIO.
Vuélvete, oh Jehová; ¿hasta cuándo? Y aplácate para con tus siervos. 14 De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días. 15 Alégranos conforme a los días que nos afligiste, Y los años en que vimos el mal.

EL ES NUESTRO REFUGIO
1 Señor, tú nos has sido refugio De generación en generación. 2 Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.

EL NOS ATRAE CON SU PODER
3 Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, Y dices: Convertíos, hijos de los hombres…

C- Dios quiere que entendamos su poder

CUANDO ENTENDEMOS EL PODER DE DIOS LE PEDIMOS.
12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría.

CUANDO ENTENDEMOS EL PODER DE DIOS LE ADORAMOS POR SU CAPACIDAD DE SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS.
13 Vuélvete, oh Jehová; ¿hasta cuándo? Y aplácate para con tus siervos. 14 De mañana sácianos de tu misericordia, Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.

QUERIDO AMIGO:

CUANDO ENTIENDES QUE EL ES DIOS PUEDES CONFIAR PARA QUE TE SALVE

PUEDES CONFIAR PARA QUE TE AYUDE CON TUS PROBLEMAS.

CUANDO ENTIENDES QUE EL ES DIOS, A PESAR DE TUS DEBILIDADES, LE SIRVES.

CUANDO ENTENDAMOS QUIEN ES EL, ENTONCES LE ALABAMOS.




CONCLUSIÓN

¡CUAN GRANDE ES EL Y CUAN PEQUEÑOS SOMOS NOSOTROS!

NO CONFIEMOS EN LA SUERTE, EN NUESTRAS FUERZAS O EN PRÍNCIPES (POLÍTICOS) PARA LA REALIZACIÓN DE NUESTROS DESEOS O NECESIDADES.

COMPRENDAMOS LO QUE DIOS QUIERE QUE COMPRENDAMOS Y VIVAMOS COMO DIOS QUIERE QUE VIVAMOS.

ALABÉMOSLE, NO SOLO DE BOCA, SINO DE CORAZÓN Y CON NUESTRAS ACCIONES.

SEREMOS BENDECIDOS, DISFRUTAREMOS SU COMUNIÓN.


DIOS LES BENDIGA.