domingo, 28 de diciembre de 2008

La Unidad de La Iglesia

La Unidad de la iglesia
El tema de la unidad de la iglesia es fundamental.
Efesios 4:1-16 Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, 2con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, 3solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5un Señor, una fe, un bautismo, 6un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. 7Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. 8Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. 9Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? 10El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo. 11Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
 La unidad de la iglesia es básico para cumplir la gran comisión que Dios nos ha legado.
 El texto anterior fue escrito a una iglesia local en Efeso y Pablo les explica las bases de esta unidad.
 La unidad de la Iglesia no esta basada en el amor o en la supresión de las doctrinas o en el enfoque o el plan estratégico de las mismas.
 Muchas iglesias y/o grupo de iglesia se mezclan, pero no significan que haya unidad en la iglesia.
 Se confunde la unidad con la mezcla.
 A propósito, la expresión de la iglesia solo se verifica en la iglesia local, no en concilios o iglesias místicas o espiritualizadas.
 En química, una mezcla es una unión de dos o más sustancias en la cual no ocurre transformación de tipo químico, de modo que no ocurren reacciones químicas. Las sustancias participantes conservan su identidad y propiedades. Un ejemplo de una mezcla es arena con limaduras de hierro, que a simple vista es fácil distinguir que la arena y el hierro mantienen sus propiedades.
 unión es cualquiera de los mecanismos de ligadura química entre átomos. La formación de enlace se produce por un balance favorable de energía.

A- Hay que fijar nuestra atención para iniciar, en una serie de cosas que no son la base de la unidad de la iglesia local.
1. La base de la unidad de la iglesia local, no es algo cultural,
Es decir, la base de la unidad de la iglesia, no es la cultura, la nacionalidad o la idiosincrasias de sus miembros, y esto lo decimos basándonos en Apocalipsis 5.9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;
 Todo linaje se refiere a toda raza, tribu, grupo étnico.
 Toda lengua es todos los grupos lingüísticos, incluyendo dialectos,
 todo pueblo que habla de grupos sociales y culturales y toda nación que es la división de grupos políticos geográficos.
 Y la idea es que en el cielo estarán unidos, independientemente de la cuestión cultural o racial, que independientemente se da a entender que seguirán en el cielo, pero que no son la base de la unidad de la iglesia.
 en muchos lugares de la tierra, tomando como ejemplo Chiapas, muchos grupos indígenas que viven ahí, y tú puedes ser miembro de la iglesia a condición que pertenezcas a ese grupo, pero si no eres miembro de ese grupo étnico, no te van a dar la bienvenida.
 Lo mismo sucede en la unión americana, en muchas ciudades los negros tienen su iglesia, los blancos tienen su iglesia, los vietnamitas tienen su iglesia, los coreanos, los hispanos tienen su iglesia y no se mezclan. Pero el punto es, la unidad que pretenden tener, es cultural, es nacional, es una unidad étnica, racial, que no tiene nada que ver con la unidad verdadera de la iglesia de Cristo.
 Hoy día, incluso en esta gran ciudad hay iglesias en donde pura gente elite está reunida y si se atreve algún pobre, algún peón, algún indígena, no lo van a recibir.
2. La iglesia no está basada en algo tradicional,
Esto quiere decir que no es denominacional. Quizás la mejor palabra es tradicional. La unidad de la iglesia católica romana en México es tradicional, hemos sido siempre desde nuestros antecesores, la tradición de la familia, pero ¿Cuál es el punto?
 Es como siempre se dice: Ser mexicano es ser guadalupano.
 Siempre se ha practicado la tradición.
 la tradición de nuestra iglesia en la época navideña, semana santa, XV años, siempre se ha practicado la tradición.
 Hay iglesias en donde existen tradiciones y si alguien se atreve a no respetarlas, entonces están violando la supuesta unidad de la iglesia.
3. No es una unidad basada en actividades sociales.
 Las iglesias se han esforzado para crear todo tipo de actividades sociales que se realizan en cualquier día de la semana y no son más que diversiones cristianizados, cumpleaños, comidas, XV años, acciones de gracias, la lista es interminable, el grupo juvenil, la reunión de mujeres, la reunión de varones, la escuela dominical,
 Muchas veces se ha convertido la iglesia en un tipo de club social.
 Y las personas que se encuentran en estos grupos, mientras se llevan bien, todo marcha bien, pero hay de aquellos que en cualquier momento terminan violando las reglas sociales preestablecidas
 La iglesia de Dios no es un centro de actividades recreativas. Al convertir la iglesia en algo así, están violando todo lo que la Biblia dice acerca de su unidad.
4. La unidad de la iglesia local no está basada en ningún ser humano.
 No es una unidad basada en el pastor, en los diáconos, en los ancianos, en los supuestos fundadores de la iglesia, los pioneros, los primeros, los misioneros, no es nada de eso.
 En 1Corintios 1:11-13 Pablo el fundador, el pionero, el primer pastor en un sentido, de la iglesia en Corinto, les escribe: Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay entre vosotros contiendas. 12Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo. 13¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?
 Y sigue regañándolos porque la unidad de la iglesia no está basada en ninguna persona humana. No está basada en ningún grupo, en ningún individuo a nivel humano.
 La iglesia es más importante que cualquier ser humano, más importante que cualquier miembro, ninguna persona puede decir, yo soy la persona importante de este grupo y si ustedes no me hacen caso entonces yo voy a destruir esta iglesia.
5. La unidad de la iglesia local no está basada en ningún interés personal de los miembros o de unos miembros de la iglesia.
Esta idea es ampliamente tratada en el Nuevo Testamento, porque siempre hay personas que quisieran usar la iglesia de Dios para algún propósito personal, económico, político, familiar.
 No se puede poner en peligro la unidad de la iglesia en base a algo personal, familiar, económico o social.


B- ¿Cuál es la base de la unidad de la iglesia, según el texto?
Ef. 4:3 Solícitos á guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.
 Hay un solo punto aquí, que hemos de ser solícitos; que se traduce como poner todo empeño, poner todo un esfuerzo continuo, que hemos de ser diligentes, poner mayor empeño para proteger, para guardar, para mantener algo que ya existe en la iglesia de Dios y lo que ya existe, si la iglesia ha sido correctamente establecida, si ha sido correctamente fundada, lo que ya existe es lo que el texto menciona: la unidad del Espíritu, que es el Espíritu Santo, en el vínculo que se refiere a la paz.
 Es algo que ya existe y que nosotros no podemos crear, que nosotros no podemos fabricar, que no podemos manipular, que no podemos producir, sino que es algo producido, creado por el Espíritu Santo de Dios.
Y el argumento es que debemos esforzarnos para mantener esa unidad.
Pero esta unidad del Espíritu, es fruto del Espíritu de Dios, fruto de la obra del Espíritu Santo dentro de nosotros, solamente nos esforzamos para mantenerla.
 podemos decir que sin esta unidad la iglesia no puede existir, no puede sobrevivir, todas las iglesias que no se esfuerzan para guardar la unidad en paz, tarde o temprano terminarán destruyéndose a si mismas.
 Y la pérdida de esta unidad hará mucho daño, no solo a la iglesia local, sino a cada uno de nosotros, a otras personas, a cada uno de los miembros de la iglesia y a cada persona inconversa que está viendo lo que está sucediendo, y esto afectará al testimonio de la iglesia, al poder de la iglesia, el crecimiento de la iglesia.
 Se nos ordena en este texto a que nosotros no seamos cómplices, se nos ordena en este pasaje a que nosotros no seamos partícipes con Satanás, en sus ataques, en sus esfuerzos para acabar con la paz y la unidad de la iglesia de Dios.
 La obra del Espíritu Santo de Dios es la base de esta unidad y cuando Pablo dice "un solo espíritu", está haciendo referencia a todo el paquete, la morada del Espíritu, la guianza del Espíritu, la consolación del Espíritu, el fruto del Espíritu, la comunión del Espíritu.
 Cada parte del fruto del Espíritu corresponde a distintos aspectos del verdadero amor.
 El poder para mantener esta unidad, no proviene del hombre, la capacidad para amar a personas que en la carne pudieran caernos bien o mal, la capacidad para amar a estas personas proviene del Espíritu de Dios.
 La capacidad para soportarnos los unos a los otros proviene del ES y esto es lo que dice Efectos 4, con humildad y mansedumbre y se agrega paciencia, soportándoos los unos a los otros en amor.
 Esto no es minimizando el pecado, esto no es apapachando la rebeldía, sino que en un contexto de verdadera unidad, se agrega soportando, esto quiere decir que hay aspectos, en la cultura, en las tradiciones, en el aspecto socioeconómico, personal, humano de una persona que nos pueden caer bien o nos pueden caer mal.
 Pero el poder del Espíritu Santo, nos dará tolerancia, la idea soportar, aguantar algunas veces, puede ser hasta ese extremo, porque es algo humano, carnal, físico y esto lo tenemos que hacer siempre.
 Y la Biblia reconoce esa realidad, pero el poder para hacerlo, proviene del Espíritu de Dios, proviene del poder divino.
C- ¿Como se logra esta unidad en el espíritu?
1. Estando en Cristo Jesús,
 esto es fácil de decir y difícil para muchas personas de entender.
 La iglesia local encuentra su unidad en la persona y la obra de Cristo; pero no es suficiente decir Cristo, hay que definir:
 ¿Cuál es la verdad acerca de Cristo? su persona, su obra
 La verdad acerca del Evangelio de Cristo, específicamente la obra salvadora de Cristo.
 Toda unidad que no que no esté basada en la verdad de Cristo es falsa, es un fraude, es un engaño, es una falacia, es algo totalmente erróneo que de nada servirá.
 Para los que dudan lo que estamos diciendo, hay que leer el texto y basta. Efesios 4:4-6
 En el versículo cuatro hay un solo cuerpo, esto es la iglesia local, no es la iglesia universal o invisible lo que está en mente aquí, es la congregación local.
 Cuando se refiere a una sola fe, es la fe cristiana definida en forma concreta por la confesión de fe en Cristo.
 En la medida que estemos unidos en estas verdades, todo lo demás no nos puede dividir.
 ¿Y que dice Pablo en Efesios 2:11-20?, Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.
 Vean la base de la unidad, la sangre, la obra salvadora de Cristo.
2. Manteniendo puro el Evangelio
 el Evangelio es la base de la unidad. Filipenses 1.27 Solamente que converséis como es digno del evangelio de Cristo; para que, ó sea que vaya á veros, ó que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, unánimes combatiendo juntamente por la fe del evangelio,
 El Espíritu es tanto el Espíritu Santo como el Espíritu de cada uno de ellos, el ánimo de cada uno de ellos.
 La Palabra combatiendo se refiere a combatir como compañeros de milicia que se ponen de acuerdo para defender algo. Se refiere al Evangelio como la base de todo.
 El se convierte en la base de todas las demás doctrinas y prácticas bíblicas, comenzando con el Evangelio de la gracia de Dios y la justificación por fe hasta todas las demás doctrinas y prácticas importantes.

3. Cultivando el amor fraternal.
 El amor fraternal en Filipenses 2 1Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, 2completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa. 3Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 4no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. 5Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús…
 La idea de sentir lo mismo (Filipenses 2.2) es de pensar y ponerse de acuerdo. Y cuando habla del mismo amor, se refiere al amor fraternal, sintiendo una misma cosa. Se vincula aquí lo que pensamos con lo que sentimos.

 En v 5 nos explica como Cristo mismo se comportó así. Este es el amor fraternal, lo que está metido de por medio, entrañas de misericordia, el mismo amor, que es el amor fraternal, en base a que los creyentes tienen en común toda una serie de cosas.
 Pero todas las cosas que tenemos en común son cosas espirituales: la misma salvación, el mismo amor de Dios, los mismos deseos, los mismos anhelos, las mismas luchas, los mismos intereses, el mismo gozo, el mismo deseo de servir, de glorificar al Señor, el mismo destino eterno, vamos a vivir eternamente en el cielo.

 Ahora, si este es nuestro destino, debemos de empezar a practicar este amor, aquí en la tierra. Los creyentes están unidos en el sentido de que tienen muchísimas cosas en común, de nuevo: unidos en nuestros deseos, en los anhelos más profundos de nuestro corazón, todos quisiéramos servir y glorificar a Dios, unidos en nuestro amor para con Cristo, y la base del amor fraternal en el Nuevo Testamento siempre es el amor para con Dios, nunca es algo de estos puntos culturales, tradicionales, sociales, humanos o personales.
4. Entendiendo la naturaleza misma de la iglesia.
 La iglesia es un cuerpo local compuesto de distintos miembros.
1 Corintios 12 14Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. 15Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? 16Y si dijere la oreja: Porque no soy ojo, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo? 17Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído? Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato? 18Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso. 19Porque si todos fueran un solo miembro, ¿dónde estaría el cuerpo? 20Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. 21Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. 22Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; 23y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro. 24Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba, 25para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. 26De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.27Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular

 En v 18, Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como quiso,
 este es el punto crucial, al formar la membresía de una iglesia, Dios tiene voz y voto, Dios pone a las personas en esa iglesia que deben ser miembros de esa iglesia y normalmente lo hacer formando una gran mezcolanza de personas.
 Y al colocar soberanamente a los miembros de esa iglesia y al obligarlos a depender los unos de los otros y a vivir una relación de dependencia mutua en donde debe haber cooperación o coordinación para realizar los propósitos por los cuales Dios estableció la iglesia,
 entonces Dios sabe lo que está haciendo y lo hace a propósito.

 Todos somos viles, por naturaleza, y algunos pudiéramos ser más viles que otros, o sea pudiéramos haber salido, siendo rescatados por la gracia de Dios de un trasfondo más perverso y más pecaminoso que algunos otros, de todos modos, vean lo que dice en v 25 Dios ha colocado a todos para que no haya división en el cuerpo, para que haya unidad, para que todos los miembros se preocupen los unos por los otros.
 Hemos de orar los unos por los otros, hemos de preocuparnos los unos por los otros, hemos de interesarnos los unos por los otros, interesarnos en las vidas de los demás, porque solamente así podemos glorificar a Dios y cumplir los propósitos por los cuales nos ha colocado en su iglesia.
 Esta idea de la naturaleza de la iglesia que nos obliga a depender de los demás creyentes es muy importante, porque al aprender esto comenzamos a trabajar juntos en las grandes tareas que Dios nos ha encomendado, comenzando con la predicación del Evangelio, con la gran tarea de la gran comisión.
 Sin un esfuerzo común, sin armonía, sin cooperación, sin preocupación por parte de todos los miembros, no lograremos nada.
D- Algunas cosas que pueden obstaculizar o impedir la unidad
1. La falta de un amor verdadero.
 Comenzando con el amor fingido, o sea un amor hipócrita.
 Quiero a este, pero no a esta.
 Quiero si… si no, no.
 Este amor es el que se manifiesta en estas iglesias donde no te quieren a ti sino lo que tú tienes.
 Y Pablo les escribió a los Corintios, y les dijo, no quiero lo vuestro, sino os quiero a vosotros.
 Pero hay muchas iglesias que en esto se fijan, en la riqueza de las personas, en la influencia de las personas, en el poder de las personas y lo que quieren es vincularse con estas personas porque les pueden ser útiles.
2. Desacuerdos pequeños,
 en cuanto a todo lo secundario, en cuanto a todo lo que no importa, en cuanto a opiniones políticas, a cuanto a los deportes.
 Pudiera ser en cuanto a las tonterías mencionadas o en cuanto al uso del dinero en la iglesia.
 El punto aquí es, si es algo caprichoso, quisquilloso, por ejemplo, puede ser respecto a sueldo, casa o coche del o para el Pastor.
 Se divide en cuanto a la música, en cuanto a la ropa, en cuanto a actividades sociales, en cuanto al tiempo de duración del culto o la predicación.
 Todo debe hacerse conforme a la Biblia.
3. Malas sospechas.
 Una actitud crítica, esta actitud que se enreda en malos pensamientos, chismes, etc., es una bomba de tiempo en cualquier iglesia que terminará destruyendo la paz y la unidad de la iglesia.
 Y en la constitución de la iglesia todos los miembros se comprometen a no andar en chismes, con una actitud crítica o sembrando cosas así.
4. La soberbia
 todos los textos lo mencionan como el obstáculo número uno.
 La soberbia, el orgullo, y normalmente involucrado con estos puntos, hay una auto imagen falsa que la persona tiene de sí misma, hay celos, envidias, favoritismos y en este sentido se manifiesta esto en las iglesias que se manifiestan como club social, haciendo separaciones sociales dejando unos adentro y otros afuera.
5. La falta de un esfuerzo común.
 Siempre hay personas, que fuera lo que se fuera a hacer, se ponen indiferentes.
 La flojera, la falta de esfuerzo.
 En todas las iglesias, en donde se pone un esfuerzo para hacer algún proyecto, siempre existe alguien indiferente, como no fue idea de ellos, no puede tener importancia o como ellos no pueden recibir el crédito piensan que no tiene caso alguno de mover ni siquiera un dedo, porque como no se les va a reconocer desde el púlpito y a invitar a todos los miembros a que le den un reconocimiento merecido, no se moverán.
 La falta de esfuerzo y cooperación en iglesias con un número grande de miembros se manifiesta más, ya que unos pocos son los que se reúnen para orar.
 Es mejor pocos y buenos que muchos y malos.
Después de tres años y medio de predicación a 3 ó 4 millones de judíos que escucharon, Cristo terminó con una iglesia compuesta de 120 miembros.
 ¿El predicador? Cristo.
 Que paso luego… se pusieron de acuerdo y lograron impactar millones.
6. El pecado.
 El pecado que sea, cualquiera del cual no nos queremos arrepentir, se puede convertir en un obstáculo para la unidad de nuestra iglesia.
 Por problemas matrimoniales que la pareja no quiere resolver bíblicamente, si ambas partes son miembros de la iglesia, se enredan en pelitos y conflictos y no quieren que sus problemas se resuelvan conforme a la Palabra de Dios.
 Cual que sea, puede ser ese pecado un gran obstáculo para la unidad de la iglesia.
 Y recordemos que el Señor al que ama disciplina,
E- Cosas que ayudan a promover esta unidad
Estos son algunos factores muy interesantes, comenzando con algo que Dios ha utilizado muchísimo a lo largo de la historia.
1. La persecución de la iglesia local.
 Problemas, luchas, miembros encarcelados, personas que pierden su trabajo por su testimonio cristiano, hermanos encarcelados por haber predicado el Evangelio, en todo el estado de Chiapas está lleno de ejemplos.
 Problemas de esta índole, que Dios permite en su providencia, nos obligan a ver lo que realmente importa, a afirmar lo que realmente creemos.
 Nosotros lo que debemos hacer es poner a un lado todos los intereses políticos y a enfocarnos en lo que cuenta, la libertad religiosa, la predicación, el culto público, la obediencia a Dios, esto es el ejemplo que se pone en tiempos de persecución, todo lo secundario se pone a un lado.
2. Aflicciones personales que nos hacen que miremos el bien de los demás, que aprendamos a no pensar solamente en lo nuestro, mí, lo mío, yo, yo mismo y lo mío.
3. Que busquemos la paz, que seamos pacificadores.
 Pero la forma para buscar la paz es: primero hay mantener nuestra paz para con Dios, hay que tratar con nuestros propios pecados y nuestros propios problemas.
4. Que pongamos en primer lugar la causa de Dios, el reino de Dios, las responsabilidades que tenemos en común y el deseo de glorificar a Dios.
5. Que nunca perdamos de vista el hecho de que somos hermanos y hermanas, todos los creyentes amados por el Señor.
 Todos los miembros de la iglesia local tienen la misma importancia, todos los miembros son amados por Dios, todos tienen un propósito, esto es el argumento apostólico de principio a fin y aun los miembros menos decorosos, aun los más viles, dice Pablo, tienen mayor importancia, porque Dios los ha puesto ahí, para que nosotros seamos un ejemplo, para que nosotros crezcamos.
 El respeto a los líderes puestos por Dios es parte de esta comprensión.
 Si Dios te pone en tu camino a alguien que te cae mal como miembro de tu iglesia, tienes que aprender a amarlo, esto es para tu propio beneficio.
6. Que seamos humildes y mansos.
 Este es un ejemplo, muchas personas no irían a una misión donde predica un extranjero, o un negro, o cualquier otra razón. y Dios le ha puesto en el púlpito, precisamente para que se fijen en la verdad y no en la persona que está comunicando dicha verdad.
 Que seamos humildes y mansos, manteniendo siempre una perspectiva de nosotros mismos, todos somos pecadores, salvados por la gracia de Dios, y esta es la auto imagen correcta, la auto imagen falsa, es la causante de muchos problemas en la iglesia y en la vida personal de muchos creyentes,

En Conclusión
Lo que une a la iglesia es vivir como la Biblia nos manda, dejando que el Espíritu de Dios nos controle, llevando frutos que permanezcan, frutos que solo pueden ser llevados por medio del poder de Dios.